Hantavirus

HANTAVIRUS

Hantavirus siempre presente en nuestro país con una tasa de letalidad del 35%

La enfermedad por hantavirus es una zoonosis emergente producida por virus ARN pertenecientes a la familia Bunyaviridae. Los virus tienen una distribución mundial, y producen en los seres humanos dos formas clínicas graves, la Fiebre Hemorrágica con Síndrome Renal en Asia y Europa y el Síndrome Cardiopulmonar por Hantavirus en América.

En Argentina circulan dos especies de virus hanta (Andes y Laguna Negra) y al menos 10 genotipos virales diferentes.

Desde 1996, año en que se registró el primer caso de enfermedad por hantavirus en la provincia de Neuquén, es que la misma es considerada zona endémica para la transmisión del virus, ya que la zona cordillerana constituye el hábitat natural del reservorio del roedor oligoryzomys longicaudatus o ratón colilargo. Tanto en la zona de cordillera como pre cordillera de las provincias del Neuquén, Río Negro y Chubut suele encontrarse el roedor colilargo, transmisor del hantavirus


Los síntomas del Hantavirus

Cabe recordar que si luego de haber realizado actividades al aire libre, ya sea de limpieza, desmalezamiento o recreación, y presenta síntomas como fiebre (mayor o igual a 38°), escalofríos, cansancio, dolores musculares, tos, dolor de cabeza, náuseas, diarreas y vómitos debe consultar telefónica al establecimiento de salud.

Los síntomas pueden durar varios días y luego las personas afectadas pueden presentar dificultades para respirar.

La tasa de letalidad varía entre el 16 y el 50 por ciento según la región del país.


Recomendaciones para prevenir el contagio:

  • Si va a acampar que sea en lugares permitidos y habilitados, alejados de malezas, cañaverales, pilas de leña e inmediaciones de basura. Usar carpas con piso, cierres y sin agujeros. Evitar acostarse en bolsas de dormir a la intemperie.
  • En relación a los alimentos y residuos es aconsejable mantener la comida en recipientes resistentes, cerrados durante el día y la noche. Consumir agua segura o agua potabilizada (diluir dos gotas de lavandina común en un litro de agua). No arrojar vísceras de pescado al agua o en los alrededores. Guardar y desechar los residuos en bolsas. No acumular basura.
  • Cuando realice paseos al aire libre no ingrese a construcciones abandonadas, caballerizas, galpones o leñeras. Evitar llevarse a la boca tallos, hojas y frutos silvestres.
  • La higiene de los lugares es clave, por lo que si permanecieron cerrados por largos períodos deben ser ventilados adecuadamente. Además, en este caso, se debe ingresar con barbijo, abrir las puertas y las ventanas y retirarse del lugar al menos una hora. Se recomienda antes de iniciar las tareas de limpieza, rociar con lavandina diluida al 10% y dejar actuar por 30 minutos. No acumular basura ni residuos fuera del lugar y que los tachos tengan tapas.
  • Utilizar antiparras, guantes, barbijos y ropa de trabajo adecuada en caso de realizar tareas de desmalezamiento, limpieza de galpones/ viviendas deshabitadas por varias semanas, recolección de leña, o de desempeñarse como guardaparques, guardafaunas, trabajador agrícola, criancero, recolector de frutos silvestres, hongos, piñones, frutas finas, entre otros.
  • Si se encuentra un colilargo muerto, no lo toque ni lo manipule. También se sugiere no matar ni ahuyentar a los predadores naturales del colilargo (lechuzas, chimangos, caranchos ni otros animales que se alimentan de roedores), como control biológico del mismo.

¿Tenés dudas? ¡Consultanos!

TRIPS: invasión de "bichitos negros"
Alacranes

Artículos relacionados

 

Comentarios

No hay comentarios por el momento. Sé el primero en enviar un comentario.
¿Ya està registrado? Ingresa Aquí
Invitado
Martes, 21 Mayo 2024

Al aceptar, accederá a un servicio proporcionado por un tercero externo a https://www.efmarco.com/